Alberto García-Alix fue una de las fuentes de inspiración del Desert Spirit, una idea que surgió de un viaje que hicieron cuatro amigos por las tierras almerienses.

García-Alix ha promovido muchas aventuras en moto, ¡hasta un equipo de competición!, el Pura Vida Team en el que estuvo nuestro llorado César Agüí.

Alberto nos ha dedicado estas palabras y nos ha dejado dos fotos, dos obras de arte, que queremos compartir con todos vosotros.

Marcel cumplió. Prometió un gran viaje y así fue. Motos prestadas para retorcer sin piedad sus orejas y carreteras de curvas y hasta intrincada pista. De una que atravesaba de lado a lado una sierra, salimos los cuatro jinetes con medalla y de curvas de todo radio, nos dimos atracón .

También de sepia con salsa de callos . No nos falto de nada. Ahora esperando el primer «Indalo Desert» voy afilando dientes.

Marcel y el Desert Spirit. Fotografía de Alberto García Alix

Marcel y el Desert Spirit. Fotografía de Alberto García Alix